Aprender a Pensar

Repensar la Educación

La nueva Educación para la Ciudadanía

Queridos compañeros:
Estamos otra vez de cambios. Pues bien, aprovechemos estos cambios en bien de nuestros alumnos, que es nuestra obligación. Los que se han introducido en los programas de EDUCACION PARA LA CIUDADANIA (y la experiencia de estos años) pueden servirnos para mejorar la asignatura. Es importante que nos convenzamos –y convenzamos a los demás– de que un tipo de enseñanza ética, en valores, para la convivencia, para la ciudadanía, o como queramos llamarla, es imprescindible para una buena educación.

La ética es la gran creación de la inteligencia humana porque se ocupa de solucionar los problemas más universales e importantes: los que atañen a la felicidad y a la dignidad. Debería ser el fundamento de la política, de las instituciones y del derecho. Desde la democracia griega a la democracia moderna siempre se ha sabido que la convivencia política debe fundarse en virtudes ciudadanas. Esas virtudes forman parte de nuestro carácter, por lo que la “educación del carácter” tiene un gran protagonismo en sistemas educativos muy avanzados. Es interesante que la Asociación Americana de Psicólogos lleve dos décadas investigando las virtudes (strenghts y virtues) como tema decisivo de la educación. Han recuperado la gran tradición de la filosofía europea que nosotros hemos perdido por papanatismo. La inteligencia se forma mediante la adquisición de hábitos, y cuando estos hábitos están dirigidos por valores positivos (cognitivos, afectivos o morales) se convierten en virtudes.

Uno de los cambios ministeriales introduce en esta asignatura los temas de emprendimiento y de la comprensión de los mecanismos económicos. No puedo estar más de acuerdo. Creo que “Educación para la ciudadanía” es un buen sitio para estudiar estos temas, porque permite darles una interpretación ética, absolutamente necesaria. No estoy improvisando. En el texto de “Educación Ético-cívica” de 4º (SM) introduje una lección titulada: “¿Qué debe saber un ciudadano sobre economía?” Es de sentido común. Si los conocimientos económicos hubieran estado generalizados, habría sido más difícil que sucedieran las cosas que están ocurriendo.

La educación para el emprendimiento también me ha interesado desde hace años. Ya sabéis que es una de las competencias recomendadas por la Unión Europea. Lo que ocurre es que nadie sabe dónde incluirla. Para comprobar las dificultades dirigí un proyecto para impartir estas enseñanzas en las escuelas navarras. Y también he colaborado en un proyecto financiado por la Fundación Príncipe de Girona, sobre el emprendimiento en la escuela. Hemos seleccionado los mejores proyectos que se están haciendo en España, y algunos son extraordinarios.

Ya sé que estas materias pueden parecer ajenas a vuestra especialidad, pero si queremos convencer a nuestros alumnos de que tienen que aprender a lo largo de toda su vida, debemos predicar con el ejemplo. Me parece fundamental que seamos nosotros, los profesores de esta asignatura que tiene un componente ético, los que hablemos de esos asuntos. El asunto es fundamental y por eso quisiera colaborar con vosotros, y que los cambios en la materia fueran el comienzo de un intercambio mantenido. Para ello, os propongo una cosa: podéis enviarme vuestras preguntas, sugerencias o problemas a un foro de la asignatura que llevaré personalmente, con la finalidad de ayudaros en vuestra tarea –tan solitaria muchas veces– y de aprender de vuestras experiencias. Es la mejor manera que se me ocurre de demostrar que mi confianza en esta asignatura no es una impostura. La dirección es www.ciudadania.aprenderapensar.net

Hasta pronto.
José Antonio Marina



escrito el 1 de Junio de 2012 por en General


Recursos Relacionados

 

1 Comentario en La nueva Educación para la Ciudadanía

  1. Ángel | 06-09-2012 a las 10:20 | Denunciar Comentario
    1

    Sr. Marina, estoy muy de acuerdo con Ud. en que una vez que los cambios se producen hay que tomarlos de la mejor manera posible para favorecer al alumno. Pero obligar a cambiar los libros con la situación que vivimos en España no parece el mejor modo de ayudar a la economía familiar (las editoriales estarán encantadas, claro).
    Por lo que respecta a que la educación económica y su posible ayuda para amortiguar la crisis,… pues sí, pero de poco sirve la formación si la desmoralización (en el sentido ortegiano del término) campa a sus anchas a lo largo y ancho de toda la sociedad. ¿Cómo se explica a los chavales que hay que ser emprendedores si sabemos que el enchufismo y el favoritismo endogámico es el modo corriente de seleccionar al personal de muchas empresas y fundaciones públicas que consumen unos recursos y no se sabe qué producen?
    ¿De verdad Ud. cree que los políticos, sean del signo que sean, tienen un sincero interés en mejorar la eduación de una manera más eficaz?
    Muchas gracias por la labor que hace y un saludo muy afectuoso

Escribe un comentario

Recuerda que:
  • Las opiniones aquí expresadas serán responsabilidad tuya, y en ningún caso de Aprender a Pensar
  • No se admitirán comentarios que vulneren lo establecido por las leyes y por las Normas de uso de este sitio
  • Aprender a Pensar se reserva el derecho de eliminar los comentarios que considere inadecuados
Los datos serán tratados de acuerdo con lo establecido en la Ley Orgánica 15/1999 de 13 de diciembre de Protección de Datos de Carácter Personal, y demás legislación aplicable. Consultar nuestra Política de Privacidad
Aprender a Pensar